Por generar pérdidas para la empresa.

El gerente comercial de la empresa municipal, Jaime Arce, informó que la decisión fue tomada con anticipación por el directorio, por lo que en los últimos 3 meses no se comercializaron nuevos planes.

En un balance hecho a finales del 2019, el directorio estableció que las pérdidas por el servicio alcanzaban los 7 millones de dólares hasta el 2018 y que para sostener el proyecto era necesario llegar a por lo menos 20.000 usuarios, dijo Arce.

“Hubo un tiempo en el que llegamos a tener unos 4.000 abonados, actualmente tenemos unos 3.500 abonados y eso no nos permite un equilibrio financiero para sostener el servicio por lo que es preferible suspenderlo”, afirmó.

El funcionario añade que en este mes era necesario iniciar con el cierre pues se terminan contratos con las operadoras de televisión por cable y renovarlos habría generado más pérdidas a la empresa.

Los usuarios están siendo notificados mediante un mensaje en sus pantallas de televisión y por vía telefónica. El servicio se prestará hasta el 30 de noviembre y después de ese día la señal se apagará.

Arce indicó que el retiro de los equipos se hará a domicilio para evitar aglomeraciones en las instalaciones de ETAPA y se cumplirá de manera ordenada desde diciembre.

Pidió a los abonados mantener la antena, receptor, decodificador y control remoto ya que de no tenerlos se les cobrará por los equipos.

Fuera de esto, el cierre de contrato no representa un costo adicional para el abonado, que además mantendrá el descuento en los servicios de Internet y telefonía fija durante un año, si su plan de televisión satelital formaba parte del ‘triple pack’.

El gerente comercial de ETAPA espera que los usuarios que dejan de tener el servicio de televisión satelital se queden con el Internet de la empresa municipal, que anunció, tiene un plan “agresivo” de cambio a fibra óptima y mejoramiento de su calidad.

FUENTE: EL MERCURIO