Hoy se anuncian convocados.

Con la convocatoria que se anuncia esta noche se inicia la carrera de la Tricolor por llegar al Mundial Qatar 2022. La expectativa se centra en los primeros jugadores que cite Gustavo Alfaro, apenas a cinco días del debut como visitante ante Argentina.

Con un mes de trabajo para interiorizarse en el fútbol local y en la lista de jugadores nacionales en el exterior, la tarea de Alfaro será formar un equipo “que se conozca” y no apostar a “sorpresas”, según el criterio de técnicos y exmiembros del equipo nacional.

Uno de los puntos en que se ha centrado la atención en los últimos días es la posibilidad de citar futbolistas nacionalizados, algo en lo que versan criterios a favor y en contra, todos “dependiendo de las circunstancias”, según el técnico ecuatoriano Humberto Pizarro.

Para el estratega, la primera condición para llamar a un naturalizado es que “marque diferencia, que su nivel sea superior al de los jugadores locales”, apuntó Pizarro, consultado por EL UNIVERSO.

Coincide el mundialista Juan Carlos Burbano. “Sin cerrarnos a una posibilidad de tener naturalizados, si hay citados estos deben ser de todas formas ejemplares dentro y fuera de la cancha. No solo jugar bien, deben ser personas que aporten, que dejen enseñanza a los más chicos del grupo. Si es un jugador que está solo de paso por la Selección, y no ha mostrado un comportamiento correcto, no vale la pena”, indicó.

Varios nombres de nacionalizados se han citado, entre ellos el de Damián Díaz, que según Pizarro entraría “siempre y cuando se ajuste a la idea y fórmula táctica” del entrenador Alfaro. “El llamado de Díaz pasaría por la propuesta de juego del técnico, por si se decide jugar con un enganche. (Díaz) es habilidoso, pero si Alfaro no va con esa fórmula, en esas circunstancias no entraría en los planes”, dijo.

No al Kitu

Pero la opción de Díaz la descartó ayer Gabriel Wainer, secretario técnico de la FEF, en declaraciones a Directv Sports. “Por el momento no tenemos jugadores nacionalizados que hayan cumplido los cinco años de corrido en el país”, aclaró sobre el volante que fue nacionalizado el 22 de enero de 2017, tras volver en el 2016 del balompié árabe para reintegrarse desde ese año a Barcelona.

Fuera de lo que atañe a la integración de la lista de Alfaro, el tiempo de trabajo es otro inconveniente a sortear por el seleccionador, con cinco días para trabajar y con el viaje a Buenos Aires de por medio.

Con este panorama, Gustavo Alfaro debería armar un equipo “con jugadores probados”, señaló Pizarro, quien además enfatizó en que el adiestrador “no debe perder tiempo”.

En este punto, Pizarro plantea condiciones básicas para los jugadores convocables: “Que sean futbolistas de experiencia y que tengan buen momento en sus clubes. Si reúnen eso es lo ideal”, refirió.

Otra fórmula para aprovechar el poco tiempo de trabajo estaría en “llamar mayor cantidad de jugadores de un solo equipo y reforzar esas líneas. Para un ejemplo diríamos que la zaga de Liga de Quito podría jugar completa, son jugadores que vienen en buen ritmo y se conocen”, explicó Pizarro.

Esta sería una “ventaja” para Burbano, “porque lo tenemos en Ecuador pero no Argentina o Uruguay, en ese caso debemos explotar esas circunstancias, porque por otro lado, es una incógnita lo que presentará esta Selección”, concluyó. 

RECUPERADO DE: https://www.elunivehttps://www.eluniverso.com/deportes/2020/10/02/nota/8000041/nacionalizados-seleccion-ecuador-argentina-eliminatorias-qatar-2022rso.com/deportes/2020/10/02/nota/8000041/nacionalizados-seleccion-ecuador-argentina-eliminatorias-qatar-2022